viernes, 13 de enero de 2017

Brazo de Gitano de salmón ahumado


INGREDIENTES:

PARA EL BIZCOCHO DE PLANCHA:

-4 huevos (a temperatura ambiente)
-120 gr. de harina de trigo de repostería
-80 gr. de azúcar (por ser para salado. Si fuera para brazo gitano dulce utilizaríamos 120 gr. de azúcar)
-1 cucharadita de esencia de vainilla o de azúcar vainillado
-1 pizca de sal

PARA EL RELLENO:

-200 gr. de salmón ahumado
-100 gr. de queso de untar tipo filadelphia
-50 ml. de nata liquida
-50 gr. de mayonesa
-1/2 cebolleta
-sal y pimienta

ELABORACIÓN:

Empezamos con el bizcocho de plancha:
Separamos las yemas de las claras y ponemos estas a punto de nieve con una pizca de sal y reservamos. Ponemos en un bol las yemas de huevo y la mezclamos con el azúcar y con unas varillas eléctricas las batimos durante unos diez minutos hasta que se blanqueen y doblen su volumen (queda con la consistencia de una mayonesa más o menos) y a continuación tamizamos la harina y una pizca de sal y vamos incorporándosela a las yemas en varias veces alternado un poco de harina y luego un poco de claras de huevo y vamos mezclándolo con una espátula y con movimientos envolventes para que no se pierda el aire que hemos incorporado anteriormente hasta que acabemos de incorporar la harina y las claras.
Forramos con papel de hornear la bandeja del horno vertemos la crema en ella la repartimos por toda la bandeja con una espátula y la horneamos a 180º C. durante 10 minutos (previamente precalentamos el horno). Cuando enfríe un poco el bizcocho pero en caliente, ayudándonos con el papel de horno enrollamos el bizcocho por la parte más larga y dejamos que se enfríe enrollado para poder rellenarlo y que no se rompa.
Ahora vamos a preparar el relleno:
Cortamos la cebolla en brunoise muy pequeña y 100 gr. de salmón ahumado en trocitos. Ponemos en un bol el queso crema, la mayonesa y la nata y le incorporamos la cebolla picada y el salmón en trozos, mezclamos todo y añadimos sal y pimienta. Con esta farsa rellenamos el bizcocho  plancha que pondremos estirados en la mesa, dejando un par de centímetros de la parte  final del bizcocho sin relleno para que no se nos salga.
Para decorar el bizcocho le ponemos por fuera queso crema y con el resto del salmón ahumado lo forramos de tal manera que se cubra toda la superficie del bizcocho y luego adornamos con unas ramitas de eneldo y unas ramas de grosella.