Pimiento Morrón - Capsicum annuum




Es de la familia de las solanáceas, también se llama ají, chile o morrón. Procede de america central y del sur, hoy en día también se cultiva en Estados Unidos, España y otros muchos países.
Aunque a menudo se asocia este pimiento a las estepas húngaras, en realidad procede de la zona tropical de américa y lo trajeron a Europa los conquistadores españoles. En su forma original era picante como la pimienta, esa variedad es la guindilla actual normalmente de frutos alargados y rojos.
Es una hortaliza con fruto anual, frondosa de hasta 80 cm. de altura; ojas ovaladas puntiagudas, de un verde brillante; fruto verde, amarillo, naranja o rojo según maduración, los de algunas variedades pueden ser también azulados o blanquecinos.
Aunque a menudo se asocia este pimiento a las estepas húngaras, en realidad procede de la zona tropical de américa y lo trajeron a Europa los conquistadores españoles. En su forma original era picante como la pimienta, esa variedad es la guindilla actual normalmente de frutos alargados y rojos.
Estimula el metabolismo, actua como sudorífico y antiséptico, mejora la circulación. Las sustancias picantes se concentran sobre todo en las semillas y membranas y el grado de picante es variable. En cuanto al pimentón que se hace con ellos pueden ser dulces o picantes.
Las variedades de pimientos dulces y picantes se reconocen por su aspecto; los picantes son más pequeños y alargados. Desde finales de julio se recolectan los frutos de la parte inferior de la planta para que los de la parte superior maduren mejor. Se recogen cuando están completamente maduros hacia el otoño. El pimentón se obtiene moliendo los pimientos secos. Los picantes se muelen con más o menos nervaduras o semillas: el pimentón resultante es más claro de color cuanto más picante. La mayoría de las variedades permiten el secado y se pueden conservar unos dos años.  
Uso en la cocina; esta variedad de pimientos es muy polivalente y se usa en todas las cocinas del mundo. El picante condimenta bien estofados de carne asados y aves pero también da buenos resultados en pescados y verduras. El dulce combina bien con patatas fritas, asadas o cocidas (cachelos gallegos), sopas, ensaladas y platos a base de queso fresco y huevos.
Uso para la mejora de la salud: La capsacina, responsable del sabor picante, tiene un efecto irritante sobre las mucosas y la piel, lo que estimula la circulación. Internamente actua como estimulante del apetito y favorece la digestión y externamente produce una sensación de calor en la piel. Un paño  empapado en una infusión de pimiento picante seco, aplicado como cataplasma alivialos dolores reumáticos y ayuda en el tratamiento de los esguinces y hematomas. El alto contenido en vitamina C de muchas de las variedades de pimientos refuerza el sistema inmunitario, no solo durante los resfriados.
Un consejo el pimentón picante no debe someterse a altas temperaturas porque amarga, por lo que en caso de condimentar la carne es mejor echarlo al final. Si se lo ponemos a un refrito echarlo una vez sacada la sartén del fuego.
Hay varios platos típicos de la comida española que llevan pimiento choricero seco como ingrediente característico; las patatas a la riojana, la salsa vizcaina y el marmitako de bonito.
Las guindillas quedan muy bien para dar un toque picante a platos como los espaguetis al ajo, los champiñones con un sofrito de ajo y guindilla, los guisantes con jamón etc.